Karina Oliva sobre Sebastián Sichel: “Fue ministro de Desarrollo Social cuando las familias chilenas más hambre pasaron”

La otrora candidata a la gobernación de la Región Metropolitana por el Frente Amplio, Karina Oliva, celebra los resultados de las primarias de Apruebo Dignidad, sin descartar que aun quede trabajo por hacer en el conglomerado. Así también, considera que “es muy bonito” ver que surjan distintas candidaturas presidenciales de izquierda, ya que implica que “hay una vocación de hacerse cargo del país”.

A poco más de un mes de los resultados de la segunda vuelta, con el triunfo de Claudio Orrego (DC), la militante de Comunes asegura que ha intentado mantenerse alejada del escrutinio público que conlleva ser partícipe de un proceso eleccionario, sin embargo señalando que le gustaría “aportar en el próximo Congreso”.

En conversación con El Desconcierto, la politóloga no perdió la oportunidad de fustigar al candidato presidencial de Chile Vamos, Sebastián Sichel, asegurando que “cuando fue ministro de Desarrollo Social fue el peor momento para muchas familias chilenas.

-¿En qué ha estado trabajando tras las elecciones de junio?

Tuve algunas semanas de reencuentro con la familia y mi hija, que no la veía mucho, y ya estas últimas tres semanas estuve trabajando a full en la campaña de Gabriel, como en el despliegue de la primaria, y durante estas últimas semanas estoy retomando cosas de investigación que estaba desarrollando antes, seguimiento de políticas legislativas, que era a lo que también me dedicaba antes. Estoy como retomando mi vida normal, mi vida anterior a la campaña, pero con otra pausa igual, no con el mismo ritmo, que ha sido lo más difícil… acostumbrarme a andar caminando un poco más lento.

-¿Se ha querido, o la han querido posicionar como una vocera del Frente Amplio?

Estas últimas semanas he tratado de estar un poco más tranquila, no tan expuesta. Sin embargo, nosotros como Comunes tratamos de buscar proyección de distintos liderazgos, ahí está, por ejemplo, el cambio de la dirección que tuvimos, donde entra Camila Rojas, nuestra diputada, también la Emilia Schneider, Doris González.

Creo que nosotros como partido, más que individualidades, estamos tratando de construir un liderazgo mucho más diferente, y evidentemente habiendo sido candidata al gobierno regional hace que también pueda contribuir como vocería para el Frente Amplio y para lo que queremos construir, pero más que una actitud deliberada, ha sido algo que se está dando producto de lo que ha pasado en los últimos años, sobre todo en los últimos meses.

-¿Ha pensado en postular al Congreso? ¿Al Senado?

Sí, lo he pensado. Me pasa que pensar en volver a estar en campaña no es tan sencillo, por lo agotador que es, por lo que significa volver a vivir una campaña electoral con solo un desfase de dos meses, porque la campaña en sí parte en agosto, pero también con la responsabilidad que a una le compete. Logramos convocar a la ciudadanía, logramos plantear un proyecto, como Frente Amplio, de manera diferente a lo que se venía haciendo, logramos irrumpir fuertemente en distintas comunas de la región, o sea en la mayoría, y es ahí donde nosotros creemos que podríamos jugar un rol en el próximo periodo, más bien yo me he puesto a disposición de lo que decida el consejo.

Sí me gustaría aportar en el próximo Congreso, sobre todo con miras al proceso constituyente, que logre tener refuerzo, apoyo, que nadie le ponga límites, que no le pongan todas las limitaciones que se le ha intentado poner por parte del gobierno, sino más bien ser una institucionalidad, lograr llegar al Congreso que nos permita oxigenar, permitirle a la Convención que todos los procesos que quiera levantar sean de una manera mucho más fácil.

Vimos lo que pasó con la implementación de la Convención en cuanto a los recursos, a los lugares… necesitamos facilitar el proceso, y ahí creo que podemos cumplir un rol y por cierto siempre disponible a lo que el partido colectivamente decida, pero también convencida de que podemos aportar. Por ejemplo aportar también a todo lo que es la reforma a la descentralización, que cada día el gobierno de Sebastián Piñera la quiere detener, y nosotros como ex campaña del gobierno regional nos dimos cuenta de lo importante que es la descentralización, la desconcentración del poder, y eso se puede hacer desde la próxima gestión que venga, y por cierto colaborar con el próximo gobierno de Gabriel Boric.

-¿Cuál es su diagnóstico de los resultados de las primarias de Apruebo Dignidad?

Yo estoy muy contenta. Creo que los resultados de Apruebo Dignidad son muy buenos, eso no significa que tengamos que quedarnos durmiendo en los laureles porque fueron buenos y porque fue una elección buena para Apruebo Dignidad, sobre todo para el Frente Amplio. Creo que esta alianza de Apruebo Dignidad entre Chile Digno y el Frente Amplio es una tremenda potencialidad que tiene que abrirse hacia el mundo de las y los independientes, que tiene que convocar a la ciudadanía que quiere participar políticamente, lo que venimos viendo desde el 18 de octubre de 2019, pero que también colabore en un proceso político diferente.

Creo que es importante decir que el Frente Amplio se ha ido consolidando como una alternativa como fuerza política para el país, no solo para un sector de la política convencional, sino que está siendo alternativa para muchos y muchas más, y eso es lo que a nosotros nos deja contentos, ser una alternativa antineoliberal con una propuesta que vaya superando, que también se proyecte dentro de construir un nuevo Chile de manera mucho más democrática, mucho más abierta, sin los miedos que nos instalaron en los últimos 30 años, sin miedo a envejecer, sin miedo a quedarnos sin agua, sin el miedo incluso a tener que estar viviendo medicados producto de los conflictos que se generan por la salud mental.

Los resultados de Apruebo Dignidad generan condiciones de cambios importantes para el ciclo que viene, y eso espero que se esté visualizando, que lo estemos trabajando, que sigamos potenciando territorialmente, que el Frente Amplio se despliegue en cada territorio, en cada comuna, en cada barrio, pero no para conducir a la ciudadanía, sino que para ser un espacio político que logre generar redes, porque yo creo que en el Frente Amplio no somos quienes tenemos que decirle a la gente, a la ciudadanía qué hacer, sino más bien ser quienes implementemos la gestión que la ciudadanía ha planteado de manera democrática, que la articule en las instituciones, que recuperemos las instituciones públicas para que estén al servicio de la ciudadanía.

No para que pase lo que ocurrió con Banco Estado, por ejemplo, conducido por Sebastián Sichel, que terminó siendo uno de los grandes conflictos que tuvimos durante el 2020 con las Cuentas Rut, con la mala gestión del banco, con un banco que fue vulnerado por su sistema de seguridad porque el presidente del banco en ese momento, el actual candidato de Chile Vamos, no tomó las medidas correspondientes. Cuando fue ministro de Desarrollo Social fue el peor momento, donde las familias chilenas más hambre pasaron. Decir que nunca más pase lo que ocurrió en la gestión de Sebastián Piñera, sino que podamos como Frente Amplio, con los resultados que tenemos, tener una alianza política ciudadana mucho más potente, y que sea la ciudadanía la que tenga el mayor protagonismo.

-¿Cree que la pérdida de Daniel Jadue es un fenómeno similar a lo que le pasó a usted?

No. Además son elecciones diametralmente diferentes. Primero, esta es una primaria, y a mí me tocó vivir una elección general, una segunda vuelta, donde las correlaciones de fuerza son diferentes. Aquí era una primaria de una coalición que se enmarca desde los sectores de las izquierdas, los transformadores y ciudadanos, la segunda vuelta que yo viví fue enfrentar a los sectores más conservadores de la ex concertación, pero al mismo tiempo a la derecha… no son elecciones similares.

La primaria de Apruebo Dignidad no fue una primaria de ministros, no fue una primaria de la izquierda convencional, fue una primaria que logró convocar y desbordar sectores, eso es lo más relevante. Entonces, no responde solamente a los militantes, no es una primaria para militantes de Chile Digno o del Frente Amplio, logró convocar a la ciudadanía que no milita en los partidos, que se siente activa, que quiere decidir, quiere decir quiénes son las y los candidatos, entonces son elecciones muy diferentes.

Por cierto, creo que también es importante valorar el crecimiento de la votación del Partido Comunista en esta primaria, Daniel hoy día es el candidato más votado en una primaria, como candidato a presidente, en toda la historia del Partido Comunista, esto quiere decir que hay un crecimiento. Incluso, poner la cara para enfrentar toda la política anticomunista que hay, y yo creo que eso es muy valorable por parte del Partido Comunista en esta gestión que ha hecho, de estar en Apruebo Dignidad, de ser parte protagonista, y también nosotros como Frente Amplio tenemos la responsabilidad de trabajar y de fortalecer el programa que Gabriel trabajó durante el periodo de primarias. Es decir, cómo logramos transformar un proyecto de Apruebo Dignidad de cara a la primera vuelta.

Creo que son fenómenos diferentes, pero sí creo que la derecha le tiene mucho miedo a los proyectos transformadores, entonces también tenemos que tener cuidado en como enfrentar nuestro proyecto transformador que está liderando Gabriel para la carrera presidencial, como oxigenamos nuestras propuestas, como las transmitimos, como damos certeza, y como además, a los sectores más conservadores, les quitamos el miedo a transformar a Chile en un país con mucha más justicia social, y eso es un desafío político que vamos a tener como Apruebo Dignidad, no solo el candidato a la presidencia, sino que también los candidatos a CORE, los militantes que se desplieguen, Daniel como ex candidato, y hoy día actual alcalde… es decir la potencialidad política que tenemos es importante, y eso hay que cuidarlo, y creo que es el gran desafío que tiene Apruebo Dignidad.

No nos basta con haber tenido muy buenos resultados con la Convención Constitucional, no nos basta con haber tenido buenos resultados con las municipales, y en ser la primaria más votada. El desafío que tenemos es esa responsabilidad que la ciudadanía nos entregó con respaldo ciudadano en votaciones, y que eso se pueda mostrar con una propuesta política para el país que incluya a todas y todos

-¿Cómo cree que debiese ser el desembarco de Chile Digno (de las propuestas) en el comando del Frente Amplio, de la candidatura de Boric? ¿o cuáles debieran ser los temas centrales?

En sí, ambos programas tienen muchas similitudes, muchas. Lo que tiene que ver, por ejemplo, con el fin a las AFP, el ponerle fin a la especulación del suelo, al descontrolado lucro inmobiliario que vive nuestro país… por ejemplo un Seguro Universal de Salud, eso está en ambos programas. Lo que tenemos que hacer es ver cómo ese diálogo de ambos programas se potencian, como garantizamos la libertad de prensa poniéndole fin al monopolio oligopólico de los medios de comunicación, (sino) que los medios de comunicación sociales, territoriales, locales tengan la misma importancia y el mismo apoyo que lo que tienen los medios hoy día que están controlando tres grupos económicos.

Por tanto, es ahí donde tenemos que empezar a desarrollar un trabajo de diálogo, de ponernos a trabajar en un solo programa, y eso tiene que ser entre los equipos coordinados para poder sistematizar, pero sobre todo para abrir el espacio a la ciudadanía que está organizada por demandas, por ejemplo por el agua, por las demandas que tienen que ver con la recuperación del espacio público, con las demandas, por ejemplo, de organizaciones que quieren ponerle fin a la estigmatización, a la violencia del Estado, por ejemplo a mi me gustaría mucho que se derogue la Ley de Seguridad Interior del Estado.

Me gustaría ver que en nuestro programa como Apruebo Dignidad, que llegue a la primera vuelta, se incluya por ejemplo la capacitación política de género para erradicar la violencia por motivos de género en todos los estamentos del Estado, para todas y todos los funcionarios públicos, porque tenemos que cambiar también nuestra cultura política de relaciones humanas, y esos son parte de los desafíos que tenemos en adelante, y yo estoy convencida que el equipo de Gabriel, más los equipos de Chile Digno, tienen la profunda convicción de que tenemos que ganar en noviembre, por tanto prontamente habrá que sentarse a trabajar y empezar a convocar a más ciudadanía a ser parte de este programa.

-¿Cuál es su evaluación de las posibles candidaturas de izquierda que han sido anunciadas, como la de la Lista de Pueblo, o la de Jorge Sharp?

Para ser honesta, yo creo que es muy bonito ver que la ciudadanía quiere ser parte y hacerse cargo de responsabilidades tan importantes com estar en el Ejecutivo, ser jefes de gobierno, pero también querer ser parlamentarios y parlamentarios. Es decir, aquí hay una vocación de hacerse cargo del país que nos han entregado después de 30 años de gestión de una democracia exclusivamente representativa, donde no se garantizaron los derechos.

A mí me parece bien, me parece importante, creo que es valorable asumir esa tarea y esa responsabilidad, hoy día tiene que ser lo más democrático posible; si más gente quiere participar siendo candidato o candidata a la presidencia, a los gobiernos regionales, a la Cámara, al Senado, a mí me parece que eso es parte del ejercicio democrático de apertura. Es como nuestra mínima, creo que no podemos ponerle limitaciones, no podemos denostar a otro que quiera levantarse como candidato o candidata.

Aquí quien tiene que decidir en definitiva no es quienes son candidatos, sino que sea la ciudadanía la que decida quienes van a hacerse cargo, a asumir la responsabilidad de conducir el país, en cada uno de los poderes del Estado, en los únicos dos poderes del Estado en los que se pueden elegir a las personas para conducir este país. A mí eso me parece legítimo, me parece bien, pero por cierto no son mis candidatos, mi candidato hoy día es Gabriel Boric, entonces me parece valorable pero evidentemente mi candidato es el de Apruebo Dignidad, y vamos a trabajar para que pueda pasar a segunda vuelta, y vamos a trabajar para poder ser gobierno, y transformar Chile.