Jorge Ramírez y primarias sin el PS: “Es un fracaso del que nos tenemos que hacer cargo”

En entrevista con la primera edición de Radioanálisis, el presiente de Comunes, Jorge Ramírez, abordó el conflicto que se generó en el marco de la inscripción de primarias en la oposición, así como también al escenario político general.

Al respecto, Ramírez señaló que la realidad es que “no hay veto, lo que hay son posiciones políticas que no encontraron un acuerdo para convocar a fuerzas políticas que no participaron del diálogo y la reflexión que nos dimos con el PS, el FA y el PC. Por tanto lo primero que hay que aclarar es que quienes participaron de los espacios de conversación y diálogo estaban todos invitados a inscribir las primarias”.

Asimismo indicó que hoy la política debe ser de manera distinta, por lo que si hay actores que quieren participar de un acuerdo deben sentarse a la mesa y conversar, pero no “entrar por la puerta de atrás”, como habría intentado el PPD al querer ser incluido en el acuerdo de primarias pero sin haber sido partícipe previamente de la mesa de diálogo.

“No teníamos conflicto con el PPD a priori si es que efectivamente el PPD participaba de un espacio en que el que nosotros supiéramos qué estaba pensando”, expresó.

Por otra parte, Jorge Ramírez se refirió a las polémicas internas que se generaron en el Frente Amplio, las que incluso quedaron en evidencia a través de Twitter, ante diferentes posturas sobre cómo abordar la situación de primarias.

Al respecto el presidente de Comunes dijo lamentar la situación, la que calificó como irresponsable, pues señaló que estas diferencias legítimas deben ser discutidas en la mesa de diálogo y no a través de la prensa.

En esa línea explicó que la diferencia generada estaba en si era o no posible que actores que no hayan estado en la mesa de conversación se sumaran sin el diálogo previo, a lo que se sumaba el debate sobre firmar un acuerdo parlamentario sin haber previamente discutido el tema con independientes y la ciudadanía.

“Si hay una cuestión que el Frente Amplio no puede volver a hacer nunca es cerrar la puerta por arriba. Hay algo que hemos aprendido el último tiempo, particularmente después del 18 de octubre, pero que quedó muy claro en las elecciones del fin de semana pasado, es que los acuerdos se hacen de abajo hacia arriba y no de arriba hacia abajo. Y yo creo que eso es muy difícil de entender en los partidos políticos tradicionales”.

“A todos y todas nos hubiese gustado que el PS fuese parte de este avance que es Apruebo Dignidad y que le va a ofrecer probablemente a Chile el próximo gobierno, y evidentemente eso es un fracaso del que nos tenemos que hacer cargo”.

Respecto del futuro y si en una eventual segunda vuelta sería posible generar nuevas alianzas con las fuerzas políticas que hoy se distanciaron, Jorge Ramírez explicó que es una situación a analizar en función de los hitos que se vivirán durante las próximas semanas.

“Hay dos cuestiones importantes que están a la vuelta de la esquina, la Convención Constitucional se está empezando a organizar, a discutir, reflexionar y a mi me parece importante saber, por ejemplo, si Felipe Harboe que es constituyente del PPD va estar o no de acuerdo con terminar con las AFP, con la privatización del agua y va tener en su conducta una línea que nos permita a nosotros comprender y entender que efectivamente lo que quiere el PPD es avanzar en los cambios que los chilenos y chilenas han planteado en la mesa”.

“También está la segunda vuelta de gobernadores, entonces es bueno saber si el PPD está de acuerdo o no con las propuestas, por ejemplo, de Claudio Orrego, quien fue intendente y de alguna manera hizo oídos sordos con lo que pasó en Alto Maipo, terminó con zonas de sacrificio en Til Til, conversó y dialogó con las concesionarias de las autopistas para cerrar la posibilidad de que en Talagante, en Peñaflor o Til Til la gente pudiera transitar sin necesidad de pagar Tag, esas cuestiones son importantes saberlas hoy”, explicó.

Finalmente Ramírez destacó que la confrontación de ideas y la transparencia de posiciones son positivas, e indicó que el pueblo progresistas de la ex Nueva Mayoría y el pueblo socialista “son actores fundamentales en los procesos de cambio del país”. Ante ello expresó que sería positivo que el PPD y el PS escuchen más a sus bases y menos a la DC.