Emilia Schneider: “Hay profesores que aún me pasan lista por mi nombre legal”

Emilia Schneider

La primera candidata transgénero a la presidencia de la Fech cuenta que aún se siente mirada de reojo por algunos docentes de Derecho: “Es una carrera muy conservadora y una se lleva malas caras”.

En La Cuarta Ver Noticia

La Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (Fech) vivirá un nuevo proceso de elecciones que promete ser histórico. No solo por los cambios internos que vive la organización estudiantil, también porque por primera vez una estudiante transgénero postula a la presidencia.
Se trata de Emilia Schneider (22), una estudiante de quinto año de Derecho que fue nombrada candidata por el Partido Comunes al cargo que en alguna ocasión ocuparan Camila Vallejo, Gabriel Boric o Álvaro Elizalde.
Es la mayor de tres hermanos, de una familia que ella denomina como “moderna”. Ese mismo núcleo que la apoyó en todas sus decisiones desde muy pequeña, cuando sus primeras ideas políticas en temática de género germinaban en el Colegio Latinoamericano de Integración, y que ahora espera con inquietud el resultado de las elecciones estudiantiles del 29 y 30 de abril.
“Se preocupan por el nivel de exposición que podría tener, pero ya estamos en esto, así que hay que darle nomás”, comenta Emilia.
A pesar de sus recientes apariciones en televisión como ex vocera de la Coordinadora 8M y rostro demandante en la toma feminista de la Facultad de Derecho, asegura que aún siente nervios antes de hablar de sus procesos de vida y lo que debe enfrentar en la universidad.
De lo que se viene en su carrera como eventual presidenta de la Fech y cómo ha debido enfrentar la discriminación de algunos profesores que aún la llaman por su nombre legal.

“Yo no entré a la universidad como estudiante trans, no le había contado a nadie tampoco, pero es algo que sentía. Había menos visibilidad de los movimientos trans en el debate público, por lo que era mucho más difícil atreverse siquiera pensar una vida de esta forma. Era muy difícil tomar estas decisiones, pero yo lo viví en la universidad y desde el feminismo, que fue un factor importante”, comenta la dirigente estudiantil, quien asegura que, a pesar de recibir el total apoyo de sus compañeros, ciertos docentes la miraban de reojo

“Derecho es una carrera muy conservadora y una se lleva malas caras, incluso ahora que ganamos el decreto del nombre social en la Chile aún hay profesores que se niegan a pasarme la lista correctamente. En algunas clases, a principio de este año, incluso después de la toma feminista, al pasar la lista se me llamó por un nombre legal. Por un lado, la universidad ha avanzado mucho, pero quedan mucho por hacer para que este tipo de cosas no vuelvan a pasar”, asegura Emilia.
La lucha de años de Emilia Schneider y miles de compatriotas por la igualdad de género y disidencia sexual tuvo un momento que paralizó al país. El pasado 8 de marzo, más de 300 mil personas marcharon por la Alameda en la manifestación feminista más grande en la historia de Chile. Un momento que la estudiante califica como “histórico”.

“Fue maravilloso lo que pasó en la marcha. Nadie imaginó este nivel de convocatoria y el Gobierno quedó sorprendido. Esto confirma al feminismo siempre será oposición a los discursos de odio y desigualdad que sigue incrustados en nuestro país, pero también a otras problemáticas como el negocio en la salud y educación”, relata la estudiante.

La candidatura a la presidenta de la Fech (organización de la que hoy es consejera) asegura que la tomó por sorpresa. Se apura en aclarar que no se ofreció para el cargo, pero que siente la responsabilidad de representar a un grupo de jóvenes que tiene en mente devolverle un valor social a la Federación.
“Creo que la elección de una presidenta trans de la Fech no va a cambiar el país”, sostiene.