Diputada Mix y críticas en la oposición por acusación contra Mañalich: "Están fuera de contexto"

Un sector de la oposición presentó una acusación constitucional en contra del exministro de Salud, Jaime Mañalich, quien debió dejar su cargo en medio de la pandemia por el coronavirus.

Si bien aún perdura un sentimiento casi unánime de desaprobación a su desempeño, no hay una certeza absoluta en el Congreso respecto a que Mañalich sea finalmente acusado constitucionalmente. Incluso, su sucesor, el ministro Enrique Paris, le entregó su respaldo asegurando que fue un “visionario”.

De todas formas, una de sus impulsoras, la diputada del Partido Comunes, Claudia Mix, hace un llamado al resto de sus colegas a que se sumen. Y respecto a la críticas, la parlamentaria del Frente Amplio asegura que están “fuera de contexto”.

¿Cuáles son los fundamentos de la presentación contra Jaime Mañalich?

Esta acusación se estructura en dos capítulos acusatorios. En el primero se imputa al exministro de Salud por infringir gravemente la Constitución y las leyes y haber dejado éstas sin ejecución al haber colocado en riesgo la vida y la salud de la población. En el segundo, en tanto, se le imputa de haber infringido la Constitución y las leyes a raíz del ocultamiento de datos y las faltas de la probidad administrativa.

Sobre el primer capítulo acusatorio, apuntamos a cuatro ámbitos de la gestión sanitaria de la pandemia: la falta de preparación adecuada de los servicios de salud; medidas de aislamiento insuficientes e inoportunas; una equívoca comunicación del riesgo sanitario; y, una gestión negligente respecto de las personas que viven con VIH.

En el segundo capítulo, en tanto, apuntamos al ocultamiento de las cifras y su mal manejo, que se habrían evidenciado principalmente a través de errores del Departamento de Estadísticas e Información, el DEIS, y el Sistema de Registro, Alerta y Vigilancia de Enfermedades de Notificación Obligatoria, el Epivigila. A esto creo que es muy importante agregar las faltas a la probidad administrativa que se habrían evidenciado con el contrato de arrendamiento de Espacio Riesco para ser utilizado como residencia sanitaria, algo de lo que que también la Contraloría General de la República se refirió.

¿Están los votos para acusarlo constitucionalmente?

Contamos con un amplio respaldo de distintas parlamentarias y parlamentarios de oposición y estamos trabajando para aumentar ese apoyo. Por eso mi llamado a los partidos que no se sumaron con sus firma, es que que consideren y mediten sobre los antecedentes que se exponen en el documento. Que conversen con la gente y la brutal experiencia que les significó el mal manejo de la pandemia.

La desidia, la falta de probidad y la soberbia de Mañalich ha tenido consecuencias terribles con miles de contagiados y más de 16 mil muertos, entre casos confirmados y probables. La responsabilidad parlamentaria se traduce cuando somos responsables con la gente y por eso espero que expresen su respaldo a esta acusación en la sala.

¿Qué le parecen las críticas de la DC por una supuesta falta de coordinación?

Días después de la renuncia del exministro de Salud, en el partido Comunes definimos conformar un equipo técnico-político para comenzar a elaborar la Acusación Constitucional. Y en todo momento informamos a las bancadas de la oposición al respecto y siempre dijimos que la íbamos a presentar.

Nos parece que las críticas están fuera de contexto, pues no vemos que las acusaciones constitucionales se entorpezcan en su desarrollo, ya lo hicimos así en el caso del presidente Piñera y el intendente Guevara. Creo que es muy importante que dejemos el cálculo político y actuemos como corresponde a la oposición.

¿Se generó un conflicto en la oposición a propósito de esta acusación contra Mañalich?

Más que un conflicto yo veo que existen algunas contradicciones en ciertos sectores, porque mientras se hacen llamados a la unidad de siglas y en clave electoral, no vemos voluntad de actuar como bloque opositor en materias que son de absoluto interés ciudadano.

Aquí no solo se trata de Mañalich, se trata de fiscalizar la acción del Gobierno que a través del exministro puso en peligro la vida y la salud de millones de chilenas y chilenos, por lo que deben reflexionar ciertos sectores de la oposición es si se ponen del lado de la gente o del gobierno de Sebastián Piñera. El adversario es la gestión del Minsal durante el periodo de Mañalich, no es la oposición.

¿Es posible que esta acusación “distraiga” respecto del Plebiscito?

Tenemos todos nuestros esfuerzos enfocados en que el Plebiscito cuente con una amplia participación de la ciudadanía y que el Apruebo logre una victoria rotunda. Pero no por eso vamos a dejar de responder a las demandas de la ciudadanía, que exigen responsabilidades políticas por la mala gestión de la pandemia.

La gente salió a las calles a partir del 18 de octubre porque se cansó de la política de privilegios de la élite. Salió a las calles a exigir justicia, dignidad y fin de la impunidad, por lo que tanto el Apruebo como esta acusación constitucional son una expresión de estas demandas.

¿Qué opina de la defensa del actual ministro Paris a Mañalich calificándolo de “visionario”?

Es lógico que su propio sector lo defienda. Se entiende la postura del ministro Paris porque no va a salir criticando a su antecesor, ya que eso significa poner en tela de juicio toda la estrategia del Gobierno durante la pandemia. Si tiene críticas lo más probable es que no pueda decirlas ni en público ni en privado.