Comunes acusa intervencionismo electoral y oficia al INDH tras allanamiento a dos de sus sedes partidarias

El operativo policial fue realizado la tarde de este viernes bajo una amplia cobertura mediática. Al respecto el partido condenó estos hechos calificándolos como desproporcionados e injustificados mientras que el abanderado de Apruebo Dignidad aseveró que en democracia "las policías no allanan con metralletas a organizaciones políticas opositoras ".

Con el objetivo de recabar evidencias sobre un presunto fraude de subvenciones y con la orden del 7° Juzgado de Garantía, el fiscal Metropolitano Sur, Héctor Barrios junto a funcionarios del GOPE y personal de la Unidad de Lavado de Activos de Carabineros allanaron dos sedes del partido Comunes este viernes. Esto tras la publicación de Ciper que dio cuenta que siete asesores de la campaña a la Gobernación de Karina Oliva emitieron boletas por un total de $137 millones.

A la sede ubicada en el barrio Concha y Toro de la comuna de Santiago y a la que se encuentra en calle Merced, los efectivos forzaron la entrada e hicieron ingreso con armas. En el marco del operativo el fiscal de Alta Complejidad Milibor Bugueño, de la Fiscalía Metropolitana Sur -quien acompañó estas indagatorias- sostuvo que “en virtud de una denuncia que se realizó sobre el posible financiamiento ilegal de la política, se realizaron a partir de ayer distintas diligencias”. 

Esto con la finalidad de “establecer de la forma más clara posible, la comisión o no de hechos constitutivos de delito y la participación o no de determinadas personas”, agregó.

Asimismo explicó que “se intentó solicitar la autorización voluntaria para el ingreso y registro en distintos lugares. Como no se logró, se pidió autorización judicial respectiva y se están realizando estas distintas diligencias a través del día para reunir la mayor cantidad de antecedentes”.

Y es que previo a los allanamientos, el fiscal Barrios se apersonó en el domicilio de la candidata a senadora por la Región Metropolitana, no obstante, no hubo contacto con Oliva. “En el lugar nos informaron que ella no se encontraba, pero sí se han realizado muchas otras diligencias tendientes efectivamente a que pudiéramos obtener la mayor cantidad de información posible en esta etapa temprana de la investigación”, indicó Burgueño.

El hecho provocó la indignación al interior del partido. La Directiva Nacional de Comunes emitió un comunicado en el que se señaló que la diligencia no fue informada previamente a ninguna de sus integrantes y que el operativo de llevó a cabo en su ausencia.

En eso se recalcó que la directiva pidió la renuncia a cargos partidarios como Jorge Ramírez y que se hizo efectiva la suspensión de militantes mediante dispositivos partidarios propios. En atención a eso en el comunicado se afirma que “la acción judicial, realizada en nuestra ausencia y televisada, carece de toda lógica, desde el punto de vista judicial”.

Asimismo se calificó la medida decretada por Fiscalía y Carabineros de Chile como desproporcionada e injustificada al tiempo que se hizo notar que “a días de las elecciones nos parece un acto que falta al debido proceso y más grave aún se constituye como una ofensiva de intervencionismo electoral“.