Constanza Valdés, candidata a constituyente por el Distrito 7: “Espero que en la Constitución no sólo haya un cambio de modelo económico, sino que de modelo político y social»

Constanza Valdés es “un huracán que nunca para”, aseguran quienes le conocen. Siempre activa en redes sociales, informando y educando sobre el enredado mundo legislativo, ha levantado con fuerza la bandera de su principal lucha, la del mundo transgénero feminista. Fue la primera vocera del Frente Amplio trans y ha dedicado su vida a la militancia social. Hoy se embarca en una pre candidatura a la Convención Constitucional por el Distrito 7, en su porteña quinta región.

“Me preocupa que somos súper pocas las personas de la comunidad LGBTIQ+ que estamos dando la lucha para las candidaturas de la Convención Constitucional. Eso, no porque hayan pocas personas, sino porque la institucionalidad es muy hostil con las personas de la comunidad LGTBIQ+. Y en general, incluso los movimientos independientes también están reproduciendo mucho este estigma o este prejuicio bastante hetero hostil respecto a las personas que están en la política. Desde sectores donde incluyen muchas más mujeres, de nuevo está el problema de creer que solamente hay una mujer o un modelo de personas que participan en la política”, dice Constanza Valdés, militante del Partido Comunes.

La licenciada en ciencias jurídicas de la Universidad Diego Portales se sumó al proceso constituyente con el objetivo de representar personas que históricamente han sido discriminadas y excluidas de la participación política y de la toma de decisiones. “Para una mujer trans, la política es bastante esquiva, porque históricamente no estamos en ningún espacio, y nuestras posturas, posiciones, nuestros pensamientos y reflexiones muchas veces son tomadas en la medida de que somos testimonios”, agrega.

Esta porteña, reconocida por su activa “militancia social” en organizaciones como la Asociación de Abogadas Feministas Chile (ABOFEM), la Agrupación Lésbica Rompiendo el Silencio y en Organizando Trans-Diversidades (OTD Chile), entró a la política después de estar en la lucha por la identidad de género. Esa historia de activismo social la llevó a ser unas de las cartas sociales del Partido Comunes para disputar la Convención Constitucional.

“Cuando me metí a la política, entré al Frente Amplio y me tocó ser vocera, la verdad es que una de las cosas que me di cuenta, es que a las mujeres trans nos toman en consideración en la medida que somos mujeres trans, pero exclusivamente en torno a visibilizar esta misma identidad. No toman en consideración otros elementos. Curiosamente cuando existen debates o temas propias de la contingencia, no son las mujeres trans las que son invitadas. Las mismas voces de siempre formaban parte de esa política, y en torno a lo mismo. Creo que, durante los últimos tres años, si bien hemos tendido a salir un poco, todavía sigue estando la misma noción de que somos personas de nicho”, recalca Constanza Valdés.

Reconoce que, en el mundo político actual, muchas veces hay una “noción bastante asistencialista o paternalista en torno a las mujeres trans. De hecho, estos últimos tres años, habían varias personas trans más vinculadas a la política, y tampoco nos hacían partícipes de la toma de decisiones. Eso también hace ver que todavía subsiste una política bastante masculinizada. La gente que está más en los progresismos también tiene una visión muy machista, muy LGBTIQ+ fóbica en torno a la participación política. Solamente para destacar: me pasó en el año 2017 cuando estaba la segunda vuelta, las personas trans en la franja, servimos para higienizar un poco, para salvar la campaña de Guillier, que lamentablemente no funcionó, pero en base a eso nos utilizan, como fotitos, testimonios. Pero el día de mañana ¿Creen que vamos a poder ser partícipes de un gobierno, de la toma de decisiones, nos van a tomar más en cuenta, más allá de la fotografía?”.

Bases para la Constitución

Para Constanza Valdés, quien es asesora legislativa de la diputada Claudia Mix, es fundamental que la nueva Constitución reconozca la existencia de la diversidad de personas que integran una sociedad, y se haga cargo de la violencia de género estructural. Destaca que es importante impulsar en la Convención Constitucional una economía feminista, desde la perspectiva de género y un Estado que tenga un rol mucho más fuerte en erradicar todo tipo de violencia contra grupos históricamente reprimidos. “Espero que en la Constitución no sólo haya un cambio de modelo económico, sino que de modelo político-social”, destaca la licenciada en ciencias jurídicas.

El proceso constituyente debe ser una oportunidad de justicia, en una sociedad profundamente cruzada por las violaciones a los derechos humanos, no sólo en dictadura, sino que ahora. Yo esperaría que pudiera servir exactamente como un acto de reparación en materias de derechos humanos. Sobre todo, porque no sólo se han violado los DD.HH. dentro de este contexto por parte de agentes del Estado, sino que también se han violado DD.HH. de la comunidad LGBTIQ+, a las mujeres, a los pueblos indígenas, hay una violación a los derechos humanos que muchas veces son muy invisibilizadas, y han sido cometidas, derechamente, por el Estado”, denuncia.

La candidata a convencional resalta que no es “fanática” de que las familias son el núcleo fundamental de la sociedad, “sobre todo en una sociedad que ha tenido una perspectiva tan adultocéntrica, y que niñas, niños y adolescentes son propiedad de los padres”. Además, no cree que la forma de organización del país cambie a un Estado federal, “entonces, la descentralización efectiva va a ser muy importante ahí”.

Respecto a la forma de gobierno, para Constanza Valdés el presidencialismo no es algo que debiera seguir presente, y se inclina por un sistema parlamentario o semipresidencial. Destaca que la paridad de género debe ser la base de la separación de las figuras del Estado. Para Constanza Valdés “el nuevo Congreso también debe ser paritario, el Poder Judicial, las distintas autonomías constitucionales deben tener una suerte o de paridad, participación o alternancia, definitivamente. Pensamos que desde 1920 la Contraloría, aunque me encanta Contralorito, nunca ha tenido una mujer Contralora”.

Agrega, que el Congreso debe contar con la figura de iniciativa popular de ley, incluyendo referéndums revocatorios, “deberían ser una herramienta que se pueda garantizar en torno a las crisis que tenemos actualmente y, sobre todo, a lo que está pasando ahora; la proposición que se levantó nuevamente de adelantar las elecciones”.

Otra figura que es fundamental para la candidata al Distrito 7 es la de la Defensoría del Pueblo o Defensor/a del Pueblo. “Debiéramos ver la manera que se incorpore un organismo de naturaleza constitucional, que pueda ver situaciones de discriminaciones y violaciones a los derechos humanos, porque en este momento, la verdad, es que el INDH no ha dado abasto. Además, que bajo el componente político que tiene el consejo, en muchas ocasiones no han podido intervenir adecuadamente en proyectos de ley que tienen temáticas relacionadas a los derechos humanos”, destaca Constanza Valdés.

“Me parece importante que, en la incorporación de una Defensoría del Pueblo, pensando en un organismo autónomo constitucionalmente, se pueda de alguna forma vincular con la labor que ejerce el INDH, además de la Defensoría de la Niñez. De hecho, considero que ambos órganos, derechamente debieran tener un cierto rango de autonomía, de reconocimiento constitucional, sobre todo por las labores que ejercen actualmente que son muy importante”, agrega.

Otro tema importante para Constanza Valdés es el de la seguridad y las policías. “Carabineros no puede seguir como sigue. Creo que debe ser una policía democrática, en torno a estándares de derechos humanos propiamente tal y la autoridad a cargo, la máxima autoridad de Carabineros debe ser civil. Carabineros debe ser reformado constitucionalmente”, asegura la candidata.

Arraigada en la gente

En medio de la crisis de legitimidad que tienen las instituciones, la nueva Constitución ha surgido como una oportunidad para que se reconstruyan las confianzas perdidas entre el mundo político y la ciudadanía. Pero, según Constanza Valdés, este cambio debe ir de la mano con un proceso de democratización de la política y de las fórmulas de participación que existen con el actual sistema.

“Si seguimos en la misma lógica, por muy buena y nueva Constitución democrática que tengamos, la verdad es que la gente no va a estar feliz. Yo misma probablemente estaría infeliz, aún considerando que probablemente pueda participar. De qué sirve, si la Constitución en la que participé, el día de mañana, derechamente, no interesa y no me deja participar en ninguna esfera porque es una Constitución que detenta el poder o distribuye el poder en los mismos de siempre, en general, a hombres. Por eso tiene que cambiar la lógica actual”, destaca la candidata a constituyente.

A pesar de las trabas, Constanza Valdés es optimista y está convencida de que hay capital político para cambiar el sistema. “Hay mucha gente, mucha gente que participa en partidos, como independientes; activistas que efectivamente pueden ayudar a contribuir en el diseño del Estado. Para que haya un cambio cultural, también debe haber un cambio institucional y en base a eso, se pueda llegar a esa misma conversación, a esa misma reflexión generalizada, y que no sea sólo por la movilización, sino porque efectivamente se tengan esa convicción. Esto pasó mucho con la revuelta social. Gran parte de las personas no tenían la convicción de que había que cambiar el modelo, solamente se vieron de alguna forma presionados por las movilizaciones nacionales”.