Comisión despachó a sala proyecto de educación sexual desde la primera infancia

La Comisión de Educación de la Cámara de Diputados terminó de votar en particular este martes el proyecto de ley que busca establecer normas generales en materia de educación en afectividad, sexualidad y género desde la primera infancia. Luego de tres sesiones dedicadas a analizar el detalle del proyecto, este quedó despachado a sala.

"Nos costó mucho avanzar producto de la gran cantidad de indicaciones que se le presentaron por parte de Chile Vamos, a pesar de todo logramos despacharlo a sala", comentó la diputada Camila Rojas (Comunes), autora de la iniciativa.

"Partir desde primero medio con educación en sexualidad, como ocurre hoy, claramente es demasiado tarde. Dentro de lo que se aprobó en comisión está que se debe impartir educación en sexualidad, afectividad y género en todos los niveles educativos, que esto constituye un derecho humano de los niños, niñas y adolescentes, y que por lo tanto es deber del Estado garantizarlo", explicó la legisladora.

"Es importante valorar que el tema de la educación sexual, afectiva y de género se esté poniendo sobre la mesa en la discusión parlamentaria y política y que se puedan producir avances en la promoción de una educación que impida la discriminación de género, que impida el abuso, que impida el maltrato y la violencia, en eso la escuela puede aportar significativamente. Es de esperar que la idea del derecho preferente de los padres no se imponga por sobre el derecho de los niños, niñas y adolescentes a una educación sexual integral", dijo Miguel Caro, académico de la UMCE y la Universidad de Chile y asesor del Colegio de Profesoras y Profesores.

Rosario Olivares de la Red Docente Feminista (Redofem) también destacó el avance del proyecto: "Las profesoras feministas llevamos años trabajando en nuestras escuelas, pese a la ausencia de una ley Educación Sexual Integral que pueda hacer frente a la violencia de género que viven a diario las niñas, niños y adolescentes. Por este motivo nos parece fundamental que el proyecto que se despachó ayer de la Comisión de Educación avance con responsabilidad en el Congreso, bajo una discusión informada, porque lo que está en juego es ni más ni menos que la vida y el pleno desarrollo de niñas, niños y jóvenes, lo que además es un derecho".